Cómo sacarle provecho a los eventos de empresa y a la cena de Navidad

Cómo sacarle provecho a los eventos de empresa y a la cena de Navidad

No nos engañemos. Los eventos de empresa y la cena de Navidad no termina de poner de acuerdo a todos. Para unos, no es más que un compromiso al que hay que ir para quedar bien con los jefes y los compañeros. Para otros, es la oportunidad de liberarse un poco, hablar sobre lo bien o mal que le sienta el vestido o traje al compañero/a de esa área que desconocías de la empresa y, para los más atrevidos, una oportunidad para echarse un baile y unas risas con el jefe / jefa.

Pero más allá del momento de diversión, la cena de Navidad no deja de ser uno de los eventos más importantes de la compañía y, como tal, habría que dedicarle tiempo tanta a la organización como a la planificación de los objetivos que se buscan. Así, los eventos de empresa y la cena de Navidad puede ser un marco incomparable para poner en valor el trabajo y esfuerzo de los equipos y empleados; para premiar y recompensar a los equipos de venta; para reforzar el orgullo y sentimiento de pertenencia de los empleados; y para hacer un poco de branding y publicidad sobre los hitos alcanzados por la compañía en los últimos meses.

Los eventos de empresa y la  cena de Navidad puede ser uno de los elementos que nos ayuden a atraer y gestionar talento en la empresa. Teniendo en cuenta que desde la perspectiva del mundo retail nos encontramos con uno de los periodos críticos de ventas, puede ser una buena ocasión para reconocer el trabajo bien hecho de las personas y equipos. Proyectar un vídeo puede ser una buena forma de dar a conocer el trabajo que desempeñan compañeros con los que habitualmente no se trabaja o para resaltar algunas innovaciones y logros conseguidos por un determinado grupo o área de trabajo de la compañía. Además, el vídeo es un recurso muy interesante con vistas a promocionarlo en las redes sociales corporativas.

La cena de Navidad puede ser también una buena ocasión para limar asperezas con algún compañero. Fuera del ambiente de trabajo y en un marco más relajado, unido al espíritu navideño, muchas veces se resuelven y entienden conflictos que dentro de la oficina eran imposibles de solucionar.

Como parte del reconocimiento y motivación de los empleados o de los equipos de ventas, la cena de Navidad invita también a hacer una mención especial a esas personas que han trabajado duro durante todo el año. Puede ser una buena ocasión para entregar algún premio (o varios) que sirvan para ensalzar y reconocer la labor desempeñada. Ya no sólo a los que hayan superado objetivos económicos sino también a aquellos que por su actitud y desempeño han destacado en los valores que se asocian con la cultura de empresa.

Recuerda que, como cualquier otro evento, los eventos de empresa y la cena de Navidad es una buena ocasión para poner en práctica la estrategia digital de un evento. Escoge un #hashtag, hazlo visible en carteles; invita a los empleados a subir fotos (con cierta moderación y respeto) a las redes sociales con el hashtag definido para la cena de Navidad; propón a los empleados que recuerden su particular momento del año; realiza algún tipo de concurso para incentivar la interacción social…

Otro valor innegable de la cena de navidad es que es un buen momento para compartir los valores de la compañía especialmente entre aquellos trabajadores que realizan sus labores en clientes y no pasan por la oficina normalmente y por lo tanto en muchas ocasiones “olvidan” dónde trabajan. Saber gestionar ese tipo de perfiles de outplacement es muy importante.

Por último, la cena de Navidad no deja de ser el escaparate de gala de la compañía. Al igual que haces con otros eventos, puede ser una buena ocasión para confiar en la experiencia de profesionales como Omnitel para la organización de eventos. Además de buscar el engagement de los empleados es una buena ocasión para sacar a relucir todo el arsenal de marketing y branding de la compañía. ¿Por qué no montar un photocall corporativo que además servirá de inmejorable escenario para que los empleados se hagan fotos y las suban a las redes sociales? También es una buena ocasión para terminar de repartir todos esos materiales que no llegaron a agotarse en distintas campañas y eventos a lo largo del año.

Al fin y al cabo, como dice el humorista Garrison Keillor: “lo más bonito de la Navidad es que es inevitable, como una tormenta, y todos pasamos por eso juntos”.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies